¿Qué fue antes…los Grimm o Tarantino?

Muerte, sangre, decapitaciones, pinchos, mutilaciones… No señores, no es una película de Tarantino, son los cuentos de los hermanos Grimm, los originales, claro. Y es que pocos son los que saben que muchas de las versiones de los cuentos más populares como Cenicienta (llamada también la limpia cenizas) o Caperucita Roja no son tal como los conocen, se ven modificados y diluidos por la gran industria del entretenimiento y Disney Channel.

A lo largo de los últimos años hemos podido observar como la industria del cine ha ido haciendo adaptaciones de los cuentos de hadas, y cambiando su significado y moraleja, creando un arquetipo de cuento donde la doncella es salvada por el príncipe. Si bien, en la versión original tiene partes en común, el modo de desarrollo es muy diferente. En ellos podemos observar castigos muy severos a aquellos que se comportan mal, y con severos no nos referimos a que las hermanastras se quedan sin su príncipe, hablamos más bien de que sus ojos son arrancandos por unas palomas. En La criadora de gansos, una persona es arrojada por una cuesta dentro de un baúl con pinchos. En el Enebro, vemos como una madrasta decapita a su hijo, en Hansel y Gretel como les abandona; como un elfo mágico, lleno de impotencia y rabia se parte por la mitad en La Hija del Molinero (Rumpelstiltskin) o como un joven que quiere aprender lo que es el miedo es capaz de prender fuego a unos ahorcados. Además, nos presentan personajes capaces de mutilarse por conseguir su objetivo (los pies de las famosas hermanastras entraron en los zapatitos de cristal, ya que una se corta el dedo gordo para que le quepa y la otra el talón.) La diversidad de temas, historias y moralejas es muy amplia y va mucho más allá de los típicos cuentos donde salen doncellas, brujas y príncipes guapos, hay mucho más que el contenido comercial donde el final siempre es feliz y donde la sangre no existe, éstos cuentos nos muestran una fantasía que se relaciona con la realidad. Los cuentos de hadas son realmente importante en el desarrollo psicológico en la infancia y fundamental para su imaginación, por ello, recomendamos El Psicoanálisis en los Cuentos de Hadas de Bruno Bettelheim.

Hay desde fábulas hasta cuentos con temática religiosa donde nos enseñan comportamientos adecuados, castigos, gente astuta y malvada… Mencionarlos todos es imposible pero entre ellos recomiendo: La Hija del Molinero, El rey picodetordo, El joven que quería saber lo que es el miedo, Juan mi erizo, La cuidadora de gansos, El Enebro, Yorinda y Yorinquel, Gentuza… además de todos los clásicos.

1 pensamiento sobre “¿Qué fue antes…los Grimm o Tarantino?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *