Un zombie recorre Europa

“Maybe not today, maybe not tomorrow, but nothing can change that”. Famosa frase de la serie de The Walking Dead basada en los comics con mismo nombre. Casi como Marx predijo las crisis cíclicas o la futura caída del capitalismo, Rick Grimes le advierte a su acérrimo enemigo que morirá, tanto él como sus abusos con la gente. Y así sucedió (bueno, si bien su enemigo no muere, sí lo que representa). Pero claro, es una serie, de una de las cadenas más famosas de los Estados Unidos de América, y cualquier similitud con la teoría marxista es casualidad. Sin embargo, es difícil no verle un parecido a esta teoría y a hechos históricos pasados. Obviamente, en esta serie no crean un partido bolchevique, ni estudian el libro rojo de Mao, pero hacen una especie de “revolución” en contra de la opresión inspiradora. Veámoslo con detalle.

En The Walking Dead se nos muestra un mundo post-apocalíptico en el que las pocas personas que han sobrevivido a los zombis tendrán que organizarse para volver a crear una sociedad desde cero y donde los recursos restantes juegan un gran papel. A pesar de que la crítica considera que ha habido un gran descenso en la calidad de la serie, es en las últimas temporadas donde podemos observar como (a grandes rasgos) se refleja la lucha de clases. Pongámonos en contexto: El grupo del protagonista, asentado y con recursos propios (tanto de comida como de armamento) al que llaman Alejandría es atacado por otro con más personas y más armamento, que haciendo uso de éste y de la violencia someten al anterior, los llamados Salvadores. Alejandría tiene que dar sus recursos, armas y trabajar para sus opresores y a cambio éstos no los matarán. Aquí se ve como el poder está en la punta del fusil y como los Salvadores hacen un papel de potencia imperialista, que además de tener sometida a Alejandría, tienen a otras tantas comunidades. ¿Pero qué sucede? ¿Cuál es el error de los salvadores? Pues bien, no evitan que las comunidades sometidas se organicen; éstas se unen y atacan a su enemigo principal.

Está claro que detrás de cada película, libro o serie hay una ideología. Encontrar, aunque sea mínimamente unos rasgos un tanto revolucionarios en series de éste calibre es muy interesante. Pero lo dicho, no creo que a la Fox le interese mucho dar estas “moralejas” y que habrá muchas otras lecturas en esta serie, pero con lo que hay que quedarse de la explicación es que los pueblos vencen a su opresor, tanto en la ficción como en la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *