Los cerdos de Europa y la crisis sanitaria

Los cerdos de Europa; los PIGS. Así es cómo se les denomina a los países del sur de Europa: Portugal, Italia, Grecia y España (Spain en inglés). Estos países son el objetivo principal de un proyecto de saqueo y degradación impulsado por Estados Unidos y ejecutado por sus secuaces europeos, como Alemania y Francia. Y es que este saqueo se acentúa sobretodo en los periodos de crisis. Primero en la de 2008 y con la actual crisis sanitaria; crisis que acentúa un conflicto entre el egoísmo de los ejecutores del imperialismo europeo y la unidad de estos países atacados.

Para empezar, España está siendo completamente ninguneada ante esta crisis sanitaria. Pues, pese a las incesantes propuestas de mutualizar la deuda que provoca esta pandemia, solo ha recibido una ligera ayuda por parte de la comisión europea, con unos intereses de devolución draconianos. Además, el fantasma del rescate europeo, impulsado por las altas esferas de Europa, amenaza cada vez más al estado español.

En contraposición a este estrangulamiento imperialista, España cuenta con apoyo y aliados.

Otro ejemplo, es cómo Alemania y Francia poseen las dos mayores productoras de material sanitario europeo. De modo que, al cerrar sus fronteras y rutas de comercio a Italia y España, dejan a estos dos países a su merced o “magnánimamente”. Venden este material mediante otras distribuidoras a un precio de escándalo. Esto se ve claramente cuando Francia requisa toneladas de material sanitario que iba dirigido a España y el bloqueo total de Alemania con el mercado exterior.
Asimismo, estos países niegan cualquier forma de unidad y solidaridad para con el conjunto de los países más afectados de Europa negando también cualquier ayuda económica y mutualizar la deuda.

Europa necesita unidad y solidaridad entre todos sus integrantes.

Los cerdos de Europa y la crisis sanitaria

Ahora bien, en contraposición a este estrangulamiento por parte de Europa, España cuenta con apoyo y aliados. Por ejemplo, recientemente el primer ministro portugués lanzó un comunicado mostrando su completo apoyo al estado español. Así, tachaba de repugnante las declaraciones del ministro de Finanzas de Países Bajos por pedir que se investigue a España por su gestión con el coronavirus. Además, como recoge la agencia EFE, el dirigente portugués añadió que hay que dar una respuesta en común ante un desafío común, ya que, en una Unión Europea asentada en la libertad de circulación de bienes y personas, “el virus no conoce fronteras”, apostando así por los llamados “coronabonos” y mutualizar la deuda para con toda Europa.

De esta manera queda patente la férrea lucha entre dos intereses completamente opuestos. Por un lado, el egoísmo de las altas esferas europeas, plasmado principalmente en Alemania, y por el otro la unidad y solidaridad de los países más afectados que están luchando por el bien del conjunto del pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CHISPA ROJA