Septiembre feminista en Madrid

Este septiembre ha sido -y continúa siéndolo- un ejemplo de la enorme potencia, organización e influencia del movimiento feminista en la capital española. Desde la instalación de “puntos violeta” para asegurar unas fiestas libres de agresiones machistas, hasta concentraciones en defensa del aborto libre o el cierre de los CIE, o festivales de música feminista, el movimiento feminista ha demostrado ser un instrumento social que va mucho más allá de las reivindicaciones de los derechos de las mujeres.

No es fácil encontrar en el calendario un día en el que en Madrid no se haya celebrado una manifestación, una concentración, una charla, un debate, un taller, un café, una tertulia o un festival feminista.

En primer lugar, y cuando aún tenemos en la memoria la vergonzosa sentencia por abuso sexual -y no agresión- a “la manada” en las fiestas de San Fermín, los colectivos feministas han organizado los llamados puntos violeta, con el objetivo de asegurar unas fiestas libres de agresiones sexuales y violencia machista en los diferentes distritos de Madrid. Estas casetas se han instalado en barrios como La Elipa, sectores como el de Arganzuela, y en poblaciones como Fuenlabrada y Majadahonda, entre otras.

Los puntos violeta son puntos de ayuda a los que cualquier persona puede acudir, bien sea para informarse de qué es una agresión sexual o de cómo prevenirla, bien porque ha sido víctima de una de ellas y necesita ayuda. Estas casetas también han funcionado en ocasiones en colaboración con la policía local de la zona, y han servido para instruir tanto a la población como a los cuerpos de seguridad sobre cómo prevenir y tratar los casos de agresión durante las fiestas. Los colectivos feministas también han realizado talleres previos para las voluntarias que iban a ocupar las casetas durante las fiestas. En algunos barrios, el número de voluntarias que han atendido el punto violeta ha sido de más de 300 personas.

Además de la instalación de los puntos violeta, los colectivos feministas han organizado la convocatoria de concentraciones en la calle bajo las consignas de “por unas fiestas sin agresiones machistas” (en Fuenlabrada) o “si tocan a una nos tocan a todas” (una concentración antifascista frente a la Junta Municipal de Arganzuela).

A la defensa de las mujeres frente a las agresiones sexuales, se une la reivindicación de derechos fundamentales como el derecho al aborto, con la convocatoria de una manifestación este próximo viernes 28 de septiembre por un “Aborto libre, fuera del código penal y por la seguridad social”.

Sin embargo, el movimiento feminista madrileño va más allá de las reivindicaciones más exclusivas de las mujeres, haciéndose eco de otras reivindicaciones como las de las personas transexuales o luchando contra otros tipos de opresión, como la discriminación racial.
El pasado 18 de septiembre tuvo lugar un debate en el multicultural barrio de Lavapiés para concienciar a la población sobre qué son los CIEs (Centros de Internamiento de Extranjeros) y qué implican para las personas allí internadas, mientras que tres días antes se celebraron unas jornadas de apoyo con una caja de resistencia para el colectivo transfeminista en el centro social reokupado La Quimera (también en Lavapiés).

Por último, el movimiento feminista también demuestra en Madrid una enorme vitalidad como fenómeno cultural y artístico, habiendo celebrado el pasado sábado 22 un café sobre los periodos de la dictadura y la transición, con cinco activistas como ponentes, o programando para inicios de octubre un festival de percusión feminista.

Todo esto es todavía una muestra parcial de la intensa organización, influencia y actividad que despliega el movimiento feminista en Madrid, y que actualmente tiene como principal objetivo el camino hacia el próximo 8 de marzo, celebrando el día 8 de cada mes actos multitudinarios que, como el del próximo 8 de octubre convocado por la Comisión 8M Madrid, titula “¿Cómo construimos un 8M potente en 2019?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *